Gracias

Kado Kostzer y Sergio García Ramírez por la cariñosa precisión de sus aportes.

Por compartir la memoria y su archivo personal: Jorge Luz, Edda Díaz, Julio López, Delia Cancela, y a la vecina más cariñosa del Barrio de La Boca: Caty Bónica.

Claudio Segovia por el contacto con Jorge Luz, Ernesto Schoo por la mejor merienda que tuve hablando de teatro, y a Valeria Munarriz por el brillo.

Andrea Zotta por transcribir las entrevistas, Nicolás García Uriburu por la vecindad.

Al maestro Juan Carlos Benítez por el afiche de Los chismes de las mujeres.

A Fundación Proa, Víctor Fernández, Director del Museo Benito Quinquela Martín.

A todos, que Dios los colme de escenarios.